Testimonial de Martina

No sabemos el porqué tardamos en decidir cambiar la bañera que teníamos por una ducha, puede que nos diese miedo la obra. Un día una compañera del gimnasio me comentó que Duchamania había cambiado su bañera por un plato de ducha antideslizante en un día y nos decidimos a pedir presupuesto. Desde un principio nos cuadraba todo, no tuvimos que sufrir incómodas obras, en un solo día estaba todo resuelto. ellos se encargan de todo y ahora mi marido y yo disfrutamos de la ducha con el doble de comodidad.